martes, 23 de septiembre de 2008

Autopista al Infierno

"Siempre que huelo a asfalto, pienso en Maureen.

Esa es la ultima sensacion que tuve antes de desmayarme; el espeso olor del asfalto. Y la primera cosa que vi cuando me desperte fue su rostro. Ella dijo que arreglaria mi moto. Gratis. Sin condiciones.

Deberia haber sabido que las cosas nunca son tan simples.

Si, cuando pienso en Maureen, pienso en dos cosas: Asfalto... y problemas."

Con estas palabras daba comienzo una de las aventuras graficas mas originales, divertidas y alocadas de Lucas Arts. Y sin duda la mas rockera, dura y rebelde de todas... Solo hay que ver a su protagonista, lider de los Polecats, motero a tiempo completo y tipo duro de profesion, Ben... O su menu de acciones, divido en tres simples opciones: Calavera, Puño y Bota... o lo que es igual Amenaza, Puñetazo, Patada.

¿ En serio aun no sabeis de que juego estoy hablando?

Yo soluciono mis problemas utilizando la violencia

Full Throttle es un juego que nos viene de la mano de Tim Schafer, que tambien trabajo en otros titulos, obras maestras del genero, como los dos primeros Monkey Island o Day of the Tentacle y que es el responsable directo del genial Grim Fandango. Aunque nunca jugue ninguno de estos titulos, podeis leer un poco sobre ellos en la Wikipedia o en la ultima entrada del World's end de Bartleboom, que se nos pone melancolico y nos habla sobre los juegos de su infancia...

¡ Por supuesto, esta entrada esta dedicada para el!

Pero bueno, volviendo a Full Throttle, una de las pocas aventuras graficas que he llegado a jugar, la unica con la que he llegado hasta el final... Jo macho... diciendolo asi queda hasta sexual... Aunque no me importaria haberle metido la lengua hasta el esofago a Marleen y... er... ah... ¡ bueno! ¡ Que me lio yo otra vez solo, diablos! Mejor voy al grano y os hablo del maldito juego antes de que empiece a hablar de mis fantasias eroticas...

Por cierto, si alguna muchacha a la que le guste disfrazarse de sirvienta lee este blog que me haga el favor de mandarme un e-mail con una foto suya...

Esta imagen no tiene nada que ver con esta entrada.

Dejando fetichismos de lado, centremonos un poco en la historia que hara que su protagonista, Ben, pase mil y una perrerias.

El juego nos presenta un distopico futuro en plan Mad Max, si otro mas... ¡ Viva y bravo!, en el que los vehiculos de motor de explosion estan siendo reemplazados poco a poco por Hovercrafts gravitatorios. La accion pronto nos presenta a nuestro protagonista Ben, el lider de una dura banda de moteros llamados los Polecats. Ben y su banda se dedican a conducir a traves de la autopista, libres como pajaros y todo ese rollo.

El caso es que,durante uno de sus vagabundeos, Ben y los Polecats adelantan, y se cargan parte de la carroceria, a una limusina que pertenece al motero retirado y dueño de la ultima compañia productora de motocicletas del pais, Malcolm Corley... que, intrigado e impresionado por los indomitos moteros, decide seguirlos para saber mas de ellos.

Dos cedeses tres euros amigo.

Poco despues de encontrara los Polecats en el mugriento Kick Stand Bar, Malcolm hace buenas migas con Ben y empieza a rememorar sus dias de alocada juventud con nuestro rudo protagonista... Entonces hace su entrada el vicepresidente de la compañia de Malcolm, Adrian ripburger... el cual no tarda en deshacerse de Ben , haciendo que uno de sus masillas le noquee por la espalda y a traicion, cuando este se niega a trabajar para como escolta de Malcolm.

Una vez despertamos del traicionero ataque de Adrian, que planea colocarnos el muerto del asesinato del simpatico vejete que es su jefe, nos embarcamos en una aventura llena de culos que patear, puertas que abrir a patadas y duelos en moto para evitar que Ripburger convierta Malcolm Motors en una empresa de monovolumenes...

Monovolumenes... ¡ el muy canalla!

Aunque no os lo creais, no es el malo de los Motoratones de Marte.

Como veis, entre los puntos fuertes de Full Throttle encontramos un fuerte sentido del humor, que nos acompañara toda la historia con momentos tan delirantes como lanzar una horda de conejos a pilas hacia un campo de minas con la Cabalgata de las Valkyrias de Wagner como musica de fondo... por poner un simple ejemplo.


A ningun lado sin mi burra.

Y se que podria decir mucho mas... ¡ Pero vamos! Estamos hablando de un juego en el que llevas a un motero ultra-violento que soluciona sus problemas repartiendo bocatas de nudillos... ¿ En serio necesitais que os hable mas de el?

Ah... esta bien... ¡ Maldita sea! Pero no os malacostumbreis...

Finalizare esta entrada hablando de otro de los puntos fuertes, de los mas fuertes, de este juego: Esto es su excelente banda sonora, que obviamente esta formada por Rock N' Roll casi al completo. Esta BSO esta encabezada por el fantastico " Legacy" de los Gone Jackals, cancion que nos acompaña durante la introduccion del juego y que me pone los pelos como escarpias cada vez que la escucho y que os pongo ahora para vuestro deleite...

¡ O algo!



En fin, ya no me queda nada mas que decir... aparte de que me apena que se hayan intentado llevar a buen puerto no una, sino dos secuelas de este juego ( Full Throttle: Payback y Full Throttle: Hell on Wheels) y que ambas acabaron canceladas por razones varias...

¡ O, quizas, simplemente porque los de Lucas son unos mamones!

Por suerte, pronto llegara a nuestras consolas el heredero espiritual de Full Throttle, la ultima creacion de Schafer, llamada Brütal Legend... pero de estejuego ya hablare mas adelante.

¡ Arranquemos y corramos!

2 comentarios:

Bartleboom dijo...

Mierda... pues al final resulta que si era una buena pista >_<. ¡Tenía que haber caído!

Es un buen juego, aunque no pude llegar a pasarmelo y solo ver breves cachos en casa de un colega. Por suerte ahora lo tienen tirado de precio y sin restricciones para xp así que le daré la caña que se merece a otro de los grandes de LucasArts. A ver si sacan alguna aventura grafica decente en breve... y yo de algun modo consigo engancharte a las otras obras maestras. En cuanto a Brütal Legend... je, ese va a molar... ¡¡¡por el poder del Metal!!! (Heman que se pudra de envidia <.< )

Hell dijo...

Rayos, aventuras gráficas... que cosa más chunga!!! Yo la edad de las aventuras gráficas la pase sin ordenador, así que cuando tuve unicamente me pasé el Day of the Tentacle... ¡como me reí!