martes, 19 de agosto de 2008

Sobre montar en cólera

"El mejor ejercito del mundo es un español cabreado con un fusil."

O, al menos, eso afirmo Pablo Velarde durante los tragicos eventos que asolaron la ciudad de Madrid, y que tuvieron lugar durante aquel fatidico 2 de mayo de 1808.

Aunque, tecnicamente, esto no es mas que uno de los diálogos de Un Dia de Colera, la ultima "novela"de Arturo Perez-reverte, el trabajo de investigacion al que nos tiene acostumbrados Reverte nos deja bien claro que estas palabras son increiblemente fieles a los hechos reales de esa fecha, si no incluso exactas.

Y si, he dicho novela entre comillas. A decir verdad, Un Dia de Colera no es realmente una novela, ni siquiera una historica... mucho menos de aventuras claro. Llamar novela a este conjunto de historias a las que el autor unicamente ha dado un conjunto seria un error. Como dice el mismo autor: sus palabras no son mas que la argamasa que utiliza para unir y dar forma a cada uno de los relatos que nos han llegado sobre lo ocurrido aquel dia.

Por un lado, Un Dia de Colera tambien podria llamarsele tranquilamente "Libro de Defunciones" pues Reverte hace un censo completo sobre cada uno de los protagonistas de aquella revuelta que murieron luchando por su libertad, describiendonos el lugar y las circunstancia en que perecieron la mayor parte de ellos. Ya sea el mismo dia luchando, fusilados tras la revuelta o tiempo despues por sus heridas u otras complicaciones.

De este modo, Reverte le pone rostro a cada uno de ellos, recordandonos que son mucho mas que nombres anonimos.

"... con su orgullo y su furia homicida como unico patrimonio"

Aunque en un principio uno puede pensar que los protagonistas de nuestra historia son Luis Daoiz y, el ya citado, Pedro Velarde... esto tampoco es cierto del todo. Pues aunque estos son dos de los personajes, por asi decirlo, principales y la trama gira en torno a ellos hasta cierto punto... este libro no nos cuenta unicamente su historia, sino que nos habla de cada una de las personas que vivio aquel dia, de cada una de sus pequeñas historias.

Historias de valientes y cobardes. Historias de soldados, de sacerdotes, de hombres y mujeres de a pie. Historias de jovenes y ancianos, de niños y de adultos. Historias de asesinos, villanos, locos y rebeldes.

Y, por encima de todo, historias de heroes.

Como tiene acostumbrados a los lectores de Alatriste, Reverte utiliza mucho su narrativa para dar una vis comica a las historias, añadiendo pequeños comentarios y, quizas... solo quizas, exagerando algunas situaciones y comportamientos para hacer mas ligera la narrativa.

Aun asi, habiendo conocido del puño y letra del autor al pueblo español de aquella epoca... Traicionado por unos diriguientes corruptos... orgulloso, altanero, muy amigo de batirse en lid por su honor o por el que diran y temido mas con una navaja entre sus manos que con una pistola, no me extrañaria que, incluso situaciones tan inverosimiles como la del centenar de presos que se amotinaron y, amablemente, pidieron permiso para ir a luchar contra los franceses bajo promesa de volver a prision acabada la jornada... y del cual solo uno incumplio su palabra, sea completamente real.

O, uno de mis favoritos, el caso de Sor Eduarda, una monja que observaba como Daoiaz y Velarde se batian contra los franceses en el Parque Monteleon desde el balcon de su iglesia y no dudaba en lanzar bendiciones, animos y estampas de santos para poner a Dios de parte de los rebeldes mientras ponia a parir a los franceses sin dudarlo un momento.

La monja debio de ser todo un show.

Por ultimo, me gustaria agradecer al bueno de Kurei que me dejase el libro y recomendar a cualquiera que lea estas lineas que se haga con el, pues merece la pena leerlo. Aunque sea para saber un poco mas sobre uno de los episodios mas tragicos de nuestra historia.

Y aun mas tragico, quizas, al saber que todo esto se inicio en nombre de Fernando VII, un rey que, al volver a España, traiciono al pueblo que habia luchado y sangrado por el... Olvidando promesas a su gente, ignorando a los veteranos de guerra y a aquellos que dieron hasta la ultima gota de sudor por devolverle el trono.

Valiente cabron la verdad.

Como decia Napelon en otro de los libros de Reverte, La Sombra del Aguila (sobre el cual ya hablare en otro momento): "Mi mayor venganza fue devolverselo a sus paisanos. ¿ No quereis Fernando VII? Pues que os aproveche."

Pero bueno, ¿ Que puede decirse?

El azar tiene muy mala leche y muchas ganas de broma.

2 comentarios:

Hell dijo...

Día cultural sin duda!

Yo nunca he leido nada de Perez Reverte, aunque ciertamente no leo ni puedo leer tanto como me gustaría. Y pensé en ver la película de ala Triste, pero visto q a nadie le gustó, me eché para atrás.

Maldición... tendré que culturizarme!

Rikku dijo...

Mejor, mejor que no la vieses... la película es tan mala que me da yuyu hablar de ella XD
De Reverte solo he leído El Capitán Alatriste y hay momentos que me encatan y otros que me repelen...no sé, no le pillo el punto al tipo este :S